Pocas cosas me interesan tanto como la posibilidad de contar historias. Películas, series, cuentos, novelas, cortos, fotografías… cualquier expresión artística que narre una historia, que cuente una anécdota, ya sea ésta falsa o verdadera, me atrapa. Adoro la capacidad que tienen ciertas personas de inventar mundos, de construir personajes o de llevar una historia desde “acá” hasta “allá”.

Quienes se dedican a crear situaciones así tienen la posibilidad de observar el mundo desde un lugar privilegiado. Conocen la manera en que la gente actúa, son capaces de estar en la mente de diferentes personalidades y muchas veces, en algunos pasajes de sus narraciones, podemos llegar a encontrar las respuestas a preguntas que la humanidad se viene haciendo desde hace siglos.

Quentin Tarantino tiene una enorme habilidad, no solo para inventar una historia, sino también para contarla de manera muy poco convencional. Pero además de tener ideas muy originales y de plasmarlas con excelencia en cada una de sus películas, tiene un gusto particular por representar maravillosos e insólitos diálogos entre sus personajes.

En Reservoir Dogs (Perros de la Calle) el personaje que él mismo interpreta le explica a sus compañeros el verdadero significado de Like a Virgin, la conocida canción de Madonna; en Pulp Fiction (Tiempos Violentos) Vincent Vega y Jules Winnfield mantienen una divertidísima conversación sobre Porky y la personalidad de los cerdos; pero el diálogo que me interesa compartir con ustedes en el día de hoy es aquella teoría que en Kill Bill 2, el personaje interpretado por David Carradine, expone delante de Beatrix Kiddo segundos antes de que ella lo asesine, en el que habla sobre el polémico  concepto que Superman tiene de la raza humana:

“Como sabes, soy bastante aficionado a los cómics. Especialmente a los de superhéroes. Encuentro fascinante toda la mitología que envuelve a los superhéroes.

Elijamos a mi superhéroe favorito, Superman. No es un gran cómic. No está especialmente bien dibujado. Pero la mitología,… la mitología no es solamente grandiosa, es única. Uno de los elementos principales de la mitología del superhéroe es que hay un superhéroe y hay un alter ego.

Batman es en realidad Bruce Wayne, Spiderman es en realidad Peter Parker. Cuando ese personaje se levanta por la mañana, es Peter Parker. Tiene que ponerse un disfraz para convertirse en Spiderman. Y es ahí, en esa característica, donde Superman es único. Supermán no se convirtió en Superman. Superman nació Superman.

Cuando Superman se levanta por la mañana, él es Superman. Su alter ego es Clark Kent. Su traje con la gran S roja es la manta que le envolvía siendo un bebé cuando los Kent le encontraron. Ésa es su ropa. Lo que lleva Kent -las gafas, el traje de negocios- es el disfraz. Es el disfraz que Superman lleva para integrarse entre nosotros. Clark Kent es tal como Superman nos ve a nosotros. ¿Y cuáles son las características de Clark Kent? Es débil… es inseguro… es un cobarde. Clark Kent es la crítica de Superman a toda la raza humana.”

 

 

¿Qué te pareció este texto?

Comentario