Mañana

Sería mucho más feliz de lo que soy, si tuviera la suerte de que el día de hoy, fuera el de mañana porque de ser así, faltaría un día menos para que llegara el tan ansiado fin de semana. También, si hoy fuera mañana, podría sentarme e intentar descansar debido a que todo lo que tengo que hacer hoy, lo habría hecho durante el día de ayer. Al ver hacia atrás, vería con nostalgia todo lo bueno que me esta pasando hoy. Lo vería como algo lejano que a cada minuto se aleja un poco más.

Durante alguna pausa, algún momento de inactividad, reflexionaría sobre las situaciones vividas durante el día anterior. Aprendería de los errores cometidos para no volver a equivocarme, o al menos para equivocarme distinto. Intentaría recordar todo lo que pasó por mi cabeza durante las últimas veinticuatro horas, para descifrar de una vez por todas, que demonios será lo que me estaré olvidando de hacer en este momento.

Si al despertar por la mañana, en lugar de ser hoy, fuera mañana, despertaría más relajado debido a que la mochila de la semana que nos queda por delante pesaría una día menos. Ya no estaría tan cansado como lo estoy hoy mientras escribo esto, porque habría dormido alrededor de seis horas y mis energías ya estarían renovadas. Ese llamado pendiente, que me molesta a cada minuto recordándome que pase lo que pase, antes de que termine el día debo hacerlo, quizás ya lo habría hecho. O lo que es mejor, ya me hubiera encontrado con esa persona.

El capitulo de mi serie favorita, ese que tanto estoy esperando ver, ya lo habría disfrutado y ahora, estaría discutiendo en las distintas redes sociales sobre si el episodio fue bueno, o uno mas para estirar la duración de la serie. Las viejas noticias, serían aún más viejas y las nuevas -las de hoy-, serían las de ayer, por lo que no habría ninguna necesidad de leerlas. Faltaría menos para cobrar el sueldo y restaría muy poco para seguir estirando mágicamente el salario de este mes.

Si hoy ya fuera mañana, estas palabras que se niegan a tomar forma; estas letras que no parecen tener intenciones de ordenarse, ya hubieran convertido una idea en un texto de pocos párrafos; este texto ya estaría corregido, ya lo habría releído y lo hubiera vuelto a escribir mejor que la primera vez.

Finalmente, si el día de hoy no fuera el de hoy, sino el de mañana, no tendría ninguna necesidad de publicar este texto, porque ya lo habría publicado ayer.

¿Qué te pareció este texto?

Comentario

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.